Katsushika Oi: la mano derecha de Hokusai

En: Japón En: Comentario: 0

Katsushika Oi, también conocida como la hija del famoso pintor Katsushika Hokusai, es una de las artistas más indirectamente influyentes de Japón. Su carrera siempre se vio envuelta en un halo misterio y con muchas preguntas sin respuesta. De hecho, muchos creen que puede ser la mano detrás de algunos de los trabajos más célebres de Hokusai.

El verdadero nombre de Oi era Eijo. Oi fue el nombre artístico que tomó por la forma en la que su padre la llamaba cuando necesitaba su ayuda. La expresión “Oi” en japonés sería un equivalente del “¡eh tú!”.

Las pinturas de Katsuhika Oi

Las obras que se conservan de Katsushika Oi fueron creadas a mediados del 1800. En la obra titulada Hua Tuo operando el brazo de Guan Yu ya podemos ver una muestra del talento de Oi gracias al nivel de detalle y al impresionante uso del color.

El mejor ejemplo de la maestría con la que la artista dominaba el color es su obra Sala de exhibición en Yoshiwara de noche. Con un magnífico uso de luces y sombres, Katsushika retrata la vida en los burdeles de Japón y el trabajo de las cortesanas.

Tres mujeres tocando instrumentos musicales es otro gran ejemplo de la mano experta de Oi para retratar mujeres hermosas. Alejándose de las normas artísticas de la época, Oi pintó a una de las figuras centrales de la composición de espaldas al espectador, un motivo bastante inusual.

La carrera artística de Oi fue, y probablemente siempre será, opacada por el legado de su padre. La artista no intentó evitarlo, sino que más bien lo consideró un deber, convirtiéndose en la asistente de su padre durante la vejez de Hokusai.
Hokusai, sin embargo, fue el primero en admitir que en muchas técnicas artísticas el trabajo de su hija superó al suyo.

Durante la última etapa de su vida, Hakusai desarrolló una parálisis. Durante este tiempo Oi trabajó estrechamente junto a su padre y lo ayudó con un número de obras que nunca ha sido revelado. Solo hay alrededor de 10 imágenes atribuidas específicamente a Oi, pero muchos asumen que su mano jugó un papel mucho más activo en la vida de Hokusai del que se le atribuye. Después de la muerte de su padre, Oi se retiró de la vista del público, agregando aún más misterio a su leyenda.

Comentarios

Deje su comentario

Suscríbete
al Newsletter