"NO PODEMOS SER UNA MARCA QUE PROCLAMA LIBERTAD SIN TENER PRESENTES ESTOS TEMAS"



SOSTENIBILIDAD

Queremos una moda sostenible y trabajamos por ella. Como humanos, como residentes de este nuestro único planeta y hogar, estamos convencidos de que una producción honesta es aquella coherente con valores éticos, humanos y medioambientales.

Por ese motivo nos esforzamos, desde el mismo momento en que se nos ocurre una idea para nuestras marca de ropa eco friendly, en que toda la cadena de producción sea sostenible. Por ello es que ofrecemos nuestra camisería artesanal.





¿Qué es la moda sostenible?

La moda sostenible es un nuevo concepto de moda que ha surgido en los últimos años alrededor del mundo, por fortuna, y que nosotros practicamos al elaborar nuestras camisas.

Este modelo productivo quiere asegurarse de cuidar el medioambiente y proteger al mismo tiempo los recursos humanos, mediante el uso de materiales ecológicos y una producción que suele ser mas artesanal, respetuosa de las necesidades de los trabajadores.

Pero primero retrocedamos un poco, para entender el motivo por el cual ha surgido esta nueva manera de hacer las cosas, y contra qué luchamos (nosotros, como empresarios, y como parte de un colectivo que tiene claro que el mundo es de todos).


MODA INSOSTENIBLE

Tradicionalmente, los grandes fabricantes de ropa nunca tuvieron en cuenta otros aspectos en la producción de su rubro, más allá de los beneficios económicos de la empresa.

Sí, tal vez había alguno por allí que pensara “me gustaría que mis empleados se sientan felices cuando trabajan en la fábrica” y promovía horarios algo más flexibles o introducía alguna mejora salarial.

Pero no era lo corriente. Y mucho menos antes del siglo XX. Recordemos que, precisamente, en las últimas décadas del siglo XIX se llevaron a cabo en muchos países numerosas huelgas en protesta por las infrahumanas condiciones de los trabajadores.

La industria textil no era ajena a la explotación humana. Sabemos que la “moda” depende estrechamente de esta industria: grandes fabricantes que hacen enormes cantidades de ropa para vender en poco tiempo.

¿Cuál es el objetivo? Vender más para ganar más. Para vender más hay que fabricar más, y no importa cómo. ¿Hay en esto alguna posibilidad de producción honesta? Creemos que no.

La respuesta más larga: para vender más, las fábricas se ubican en países en vías de desarrollo, en países donde los sueldos son increíblemente bajos. Por aquí, ya se ahorran muchos euros.

Y está bien que promuevan el trabajo en lugares donde no lo hay; no tiene nada de malo, al contrario. El problema viene cuando un/a trabajador/a no puede elegir libremente su puesto de trabajo, y tiene que aceptar sueldos miserables porque es lo único que hay y sin hablar por supuesto de la lacra de la explotación infantil que como padres que somos es uno de nuestros puntos mas sensibles.

Así, hay muchas fábricas que funcionan con trabajo casi esclavo, en condiciones laborales que pueden recordar a aquellas terribles del siglo XIX, y donde (se ha visto y se ha denunciado) incluso contratan a menores de edad.

No es posible pensar que una empresa que trata a sus empleados de esta manera es una empresa valiosa. Cuando perpetúa la situación de pobreza en las ciudades donde se ha asentado y no promueve en sus trabajadores un nivel de vida aceptable.

En muchos casos, estos trabajadores no cuentan con protección legal, ni siquiera con aquellos relacionados con los derechos humanos. ¿Podemos considerar lo que se deriva de esta práctica una moda sostenible? ¿Qué crees tú?

En este sentido, asegurar la fabricación europea (en nuestro caso) elimina “parte” de esos problemas.

Y eso que no hemos hablado aún de cómo se manejan los recursos ambientales y se obtienen las materias primas. ¿Sigues con nosotros para entender por qué es necesaria una moda sostenible que asegure una producción honesta de toda la cadena?

Hablemos un poco (solo un poco, no queremos aburrirte) de cómo tradicionalmente se han manejado los temas ambientales en la industria de la moda. Como comentábamos antes, el principal objetivo de este tipo de fábricas y empresas es el económico.

Su modelo productivo incluye la deforestación de enormes regiones boscosas para sembrar algodón. Utilizan múltiples sustancias químicas, muchas de ellas sumamente tóxicas (como el cloro) para fabricar la ropa, lo cual, incongruentemente, abarata los costes de producción.

Estos químicos no son manejados responsablemente, y en el 98% de los casos terminan en ríos y océanos, incrementando la contaminación de las aguas. En otras palabras, no hay un manejo responsable de los desechos industriales.

Además, al transportar la mercancía de los países del tercer mundo a las tiendas donde se venderán (en países del primer mundo), el mismo transporte genera la emisión de gases de efecto invernadero, lo que en términos ecológicos, aumenta la huella de carbono.


 
 
 
 
 

TRABAJO RESPONSABLE

Desde la misma concepción de nuestra idea de negocio, queremos colaborar con la protección del medioambiente y promover un nivel de vida digno para todas aquellas personas que trabajan con nosotros, en cualquier punto de la producción.

Nos preocupamos por el cambio climático. Una de las soluciones es la fabricación europea de nuestra camisería artesanal: nuestra fábrica reduce la huella de carbono al reducir el consumo de agua y el consumo energético, y al contribuir con un manejo responsable de desechos.

Pero aquí no acaba la cosa. Estamos empeñados en producir cambios significativos en la sociedad; una de las formas es la garantía de la fabricación europea, otra es asegurarnos de que quienes colaboran con nosotros también los mueve el mismo espíritu.

Nuestro taller donde elaboramos camisas eco friendly trabaja con proveedores que cumplen con este propósito.

Nos aseguramos de que todo el proceso, desde la recepción de las materias primas hasta la venta final, sea acorde con una producción honesta que responda a los estándares ecológicos y sociales que nos hemos propuesto.

Nuestras camisas eco friendly están elaboradas en algodón 100% extra suave y forman parte intrínseca de nuestro espíritu de contribuir a un mundo mas sostenible.

Además, uno de nuestros objetivos es que el consumidor final, es decir, tú, se comprometa con este concepto , y se entusiasme con una marca que le garantiza la producción honesta de su línea libre de trabajar con sobre explotaciones y grandes fabricas que no respetan el medio ambiente.

Así, trabajamos más lento, es verdad, pero mucho mejor. Nuestra camisería artesanal cumple con amplios criterios, para ofrecerte camisas eco friendly de la mejor calidad.

Nos esforzamos por crear un mundo mejor, y eso tiene que ver con la forma en que se trabaja: tanto en el taller como en los distintos sectores de la empresa, todos tenemos oportunidad de buenos ingresos en condiciones laborales flexibles, que nos han permitido conciliar la vida familiar con la profesional.

La idea de moda sostenible es que desde el primer paso, el ambiente se vea menos impactado y la sociedad se sienta mejor. ¿Cómo lo hacemos? Cuidando todo el proceso y escuchando a cada uno de quienes trabajamos en conjunto.

La sociedad no es un ente separado de nosotros como individuos, y en ese sentido es que podemos cambiarla. Al cambiar prácticas insostenibles en nuestras vidas y nuestros trabajos estamos produciendo un cambio efectivo que toca a más gente.

Por eso es tan importante una moda sostenible que provea a los consumidores de productos que duren más y que no dañen el medioambiente. En este sentido, la camisería artesanal garantiza una calidad superior y un sistema de producción eco friendly.

Las llamativas y originales que hacemos (y que nos caracterizan) responden a esa voluntad de hacer cada prenda de manera única: forman parte de la camisería artesanal de nuestra producción, de nuestro espíritu perfeccionista.

Pero no te confundas: ese espíritu perfeccionista no es de los que anima las malas obsesiones. Al contrario, queremos una clara dirección de libertad.

Queremos que todos se sientan a gusto cuando visten nuestras camisas, y que todos nos sintamos a gusto con lo que hacemos, desde nuestras prendas hasta la certeza de contribuir activamente por una sociedad más igualitaria.

¿Por qué insistimos tanto en la fabricación europea? No es que sea mejor o superior, es que de este modo participamos en la reducción de emisiones de CO2 y favorecemos una industria mas responsable y luchando así con la sobre fabricación a gran escala en países donde no se respetan los derechos a los trabajadores y existe a día de hoy la explotación infantil.

Y es que la moda sostenible no es un asunto de “moda”, es un asunto de responsabilidad ambiental y social en el que toda la cadena de producción debe comprometerse.

La moda sostenible garantiza mejores productos porque están pensados para que tengan una vida más larga. En consecuencia, la calidad es mayor. Lo puedes ver en las camisas que tenemos tanto para mujeres, hombres y niños.

Claro que las prendas son “algo” más caras, pero es que así es la única manera de asegurar sueldos dignos, porque valoramos el trabajo en cada una de las fases de producción. Todo esto se refleja en el precio de las prendas.

A cambio, tendrás en tus manos una camisa que te durará años, hecha con la mejor calidad y con materiales 100% ecológicos. Y con la certeza de que contribuimos juntos al cuidado del medioambiente.

¿Vale o no la pena la moda sostenible?