Inspírate con nuestras camisas estampadas


Nuestra colección de camisas pone sobre la mesa una propuesta interesante: vestir al hombre, claro, pero vestirlo de una forma especial. Aquel que se ponga una de nuestras camisas de algodón estampadas sabe que llamará la atención.

No exageramos. Fíjate en los modelos, que además de ser todos muy guapos, se destacan por llevar estampados poco corrientes, que obligan a una segunda mirada.

Porque, ¿es posible haber visto bien? Un tío barbudo, lleno de tatuajes hasta en el cuello que luce una camisa con dibujos de coches, palmeras, guacamayas, flores… el conservadurismo aún está entre nosotros y hay que ponerle fin de una buena vez.

Nuestra propuesta es esa, ofrecer una moda alternativa para hombre verdaderamente original, con un estilo adaptable al tuyo: puede que te gusten las camisas coloridas, o algo más discretas, con fondos lisos y motivos pequeños, a los que hay acercarle el ojo para distinguir el dibujo.

Hay para todos los gustos.











Camisas de hombre


Desde hace algunas décadas, las grandes firmas decidieron volver sus ojos a la ropa masculina, pues había un interés creciente entre los hombres por vestir bien, con prendas exclusivas, cómodas y de buen gusto.

Pero por lo general la ropa para hombres es más bien aburrida: colores fríos, neutros, con estampados convencionales. Quizá, por allá en los 80 y 90 del siglo pasado, aquellas pioneras camisas con bacterias podrían considerarse rompedoras de los cánones.

El siglo XXI ha traído más libertad de diseño, de acción, de derechos a todos los niveles. El hombre que se viste con nuestras camisas de algodón estampadas sabe que será un objetivo visual, en el mejor de los sentidos.

Por eso nos atrevemos con estampados loquísimos, algunos de los cuales hasta combinan con los tatuajes en brazos, pecho y cuello, dando la sensación de continuidad entre piel y tela.

Una moda alternativa para hombre es, precisamente, la que brinda piezas de vestir que se identifiquen con las nuevas sensibilidades sexuales, sociales, ambientales. Una de nuestras camisas, manga larga o corta, te hará sentir seguro de ti mismo, de tus convicciones e ideales.

Comprendemos el gusto por la ropa, y no es algo exclusivo de las mujeres. Hoy en día importa no solo vestirse bien sino vestirse interesante, empoderado, desafiante de las reglas tontas que quieren imponernos hasta en el color que vestimos.

Por eso encontrarás en nuestro amplísimo catálogo modelos flipantes, diseños extravagantes, colores y dibujos fuera de lo común. Atrévete a ponerte una camisa nuestra y siente la suavidad, la comodidad de la tela y la diferencia al andar por la calle.

Las camisas manga corta te dan un look más casual, rompedor. Son ideales para el verano, para conciertos de rock, para rodar por la carretera en tu moto y también, por qué no, para ir a la oficina. Incluso para ir a clases o a una reunión con amigos donde tomarse unas cañas.

Las camisas manga largason otra historia. Con una chaqueta de corte clásico, una de nuestras camisas con calaveras queda perfecta; o con gatitos o perritos (un hombre vestido así proyecta una imagen entre tierna y viril muy sexi), y sí, también quedarás muy elegante, si eso te interesa.

Además, tienes la posibilidad de combinar colores distintos; nada de blancos, negros, azul marinos o verde militar, no. Nuestra ropa de hombre moderna incluye suaves rosados, cremas, púrpura, azul eléctrico (y también blanco y negro, porque son perfectos) donde estampar los prints multicolores.



Pero no nos quedamos solo en camisas. Tenemos también una línea de polos, camisetas y jerséis con bordados llamativos, fuera de lo común, con inusuales ramos de flores acompañando calaveras, o tigres a punto de saltar, o guitarras eléctricas o simpáticos gatitos…

Todo está permitido, y eso hay que celebrarlo. La virilidad, o lo que sea que signifique ser hombre, no está reñida con nuestros diseños: la ropa de hombre moderna desafía los estándares, los prejuicios sexuales y sociales y hasta los principios de la moda convencional y repetitiva.

Nos gusta ser diferentes, y que quienes se visten con nuestras camisas de algodón estampadas se sientan también diferentes. Los diseños responden a esa actitud, y te garantizamos que encontrarás aquel que mejor se identifica contigo.

La ropa de hombre moderna que consigues en nuestras tiendas está hecha para cualquier edad, color, nacionalidad y preferencia sexual: nos enorgullecemos de ser inclusivos en todo.



















Camisas de mujer


Y con vosotras no nos quedamos atrás. Las camisas de mujer también están elaboradas en algodón 100% extra suave y ecofriendly. Son tan versátiles que sirven para ir a la oficina, a cenar y a una fiesta, porque todo depende de los accesorios, y del estampado.

Tenemos camisas de mujer de manga corta y larga. Los estampados son similares a las camisas masculinas porque queremos dejar en claro que para nosotros los géneros son nada más que convenciones culturales.

Sin duda, la moda alternativa tiene ahora otro sentido, y es el de poder captar lo que quieres expresar cuando usas determinados colores o prefieres determinado estilo.

En pocas palabras, nuestro estilo se define por la mayor libertad a la hora de diseñar, para que cada persona, única, encuentre su prenda ideal. ¿Demasiado ambiciosos? Para nada, nos sabemos capaces de interpretar las inquietudes actuales.

Con las camisas de mujer apostamos por un estilo menos sexualizado, menos “femenino” en el sentido usual del término, que corresponde a ese espíritu no binario que tanto ha dañado las autopercepciones de hombres y mujeres a lo largo de la historia.






















Ropa original para niños


Y lo mismo nos pasa con los peques, proponemos una ropa original para niños que no se quede rezagada en el mundo de la moda. Que cale y haga desaparecer la cursilería cuando se trata de vestir a niños y niñas.

Que los haga conscientes de que somos (los seres humanos) personas capaces de romper con estereotipos y de crecer sanos, valientes y con pensamientos propios. ¿No es lo que buscamos como padres y madres al educar en libertad?

¿Puede hacer eso la moda? ¡Claro que sí!