Desmitificando ideas erróneas sobre el estilo  

En: Moda hombre En: Comentario: 0

Mitos, ideas falsas, mentiras… puedes llamarlo como quieras, pero vamos a demostrarte que mucho de lo que dicen por ahí sobre el estilo no es verdad. Actualmente hay muchos blogs sobre estilo que escriben influencers, o fashionistas, que tienen sus propias ideas sobre el estilo, pero muchas de ellas no son del todo ciertas. Por eso, hoy vamos a tirar por tierra cinco concepciones erróneas sobre el estilo.

Mito 1: El estilo sólo les preocupa a los hombres que son superficiales

¿Cuántas veces has escuchado que las personas que se preocupan por su apariencia son superficiales?

Muchas veces, los hombres que acusan a los que van bien vestidos de ser materialistas y superficiales, son los que no están conformes con su propia apariencia. Preocuparse por el estilo no tiene que ver son la superficialidad. Sí es cierto que puede haber hombres superficiales qué sólo se preocupan por su apariencia y por las marcas que llevan, pero también hay hombres superficiales que miran con desdén a los que se preocupan por su apariencia.

A lo largo de la historia, muchas veces la ropa ha sido un símbolo de estatus social. Los miembros de la aristocracia se distinguían de los plebeyos por la ropa que usaban. Esa ideología se ha propagado a lo largo de la historia y aun sigue vigente. Muchos te juzgarán por tu aspecto y por tu ropa. Por eso, lo importante no es lo que uses, sino llevarlo con actitud y con orgullo.

 

Mito 2: Para vestirte bien tienes que ser rico

Asociado con el mito anterior, esta es la excusa más recurrente para no preocuparse por el estilo. Esta afirmación no podría estar más alejada de la realidad. Es fácil vestirse bien aún con un presupuesto reducido. Simplemente debes tener en cuenta tres prioridades cuando quieras vestirte bien: el tallaje, la tela y la función de la prenda.

Todos tenemos un amigo que siempre va bien vestido, podemos pedirle consejo e incluso ropa que ya no use para ahorrar dinero. Uno de los factores clave en esta ecuación es la paciencia. Todas las marcas tienen rebajas en algún momento del año, puedes aprovecharlas para comprar esa camisa que tanto querías.

 

Mito 3: El estilo es algo complicado

La pregunta más importante que debes hacerte es ¿qué clase de mensaje quiero enviarle al mundo? Tener estilo no se trata de hacer miles de elecciones, sino unas pocas, pero acertadas. Siempre puedes tomar como referencia algunos de los íconos del estilo a lo largo de la historia e inspirarte en ellos: James Dean, Alain Delon, John Travolta, David Beckham…

No tengas miedo de experimentar, con cada outfit que pruebes verás cómo mejora tu aspecto y tu guardarropa.

 

Mito 4: La ropa de calidad es cara

¿Cuántas veces compras algo solamente porque está de moda, aunque no te guste demasiado? La ropa más cara que tienes es la que no usas.

La ropa de calidad cuesta más, pero lo que determina su valor real es la cantidad de veces que puedes usar una prenda. Para ponértelo fácil: si compras una camisa que te dura 10 años, en realidad te estará saliendo más barata que varias camisas de baja calidad que has comprado a lo largo de esos 10 años. Entonces, lo más inteligente a largo plazo es invertir en ropa de calidad.

 

Mito 5: Un hombre debe gastar menos dinero en ropa que una mujer

Es cierto que la industria de moda femenina es más popular que la masculina, pero esta no es una razón para que gastes menos dinero en ropa.

Lo cierto es que puedes gastar en ropa todo el dinero que quieras, porque además de tus conocimientos, la imagen que transmites es la que te ayudará a conseguir más oportunidades. La clave es saber cuáles son tus objetivos. Una vez que los tengas claros, comienza a construir un guardarropas que te ayude a cumplir tu propósito.

Comentarios

Deje su comentario

Suscríbete
al Newsletter