En busca de la camisa perfecta

En: Moda hombre En: Comentario: 0

Estás en una tienda y ves una camisa que te gusta. Te la pruebas, no está mal, pero dudas si comprártela o no, ¿por qué? Porque no te queda perfecta. Pero ¿cómo saber cuándo una camisa es perfecta? Sigue estos consejos y encontrarás una camisa que te siente mejor a ti que al maniquí que la luce.

 

EL CUELLO

¿Quieres que tu cuello parezca fino como un lápiz o a punto de explotar como un globo demasiado inflado? Ninguna de las dos opciones es tentadora ¿verdad? Entonces necesitas saber un par de cosas básicas sobre el cuello de tu camisa.

La función principal del cuello de una camisa es enmarcar la cara. Es algo que se ve incluso cuando llevas una chaqueta, por eso si el cuello no talla perfecto, termina desequilibrando tu outfit.

Demasiado apretado: el cuello está tan ajustado que te pellizca la piel de debajo. Es incómodo e imposible colocar un dedo entre el cuello y el cuello sin estirar o tirar.

Demasiado suelto: el cuello de la camisa no toca tu cuello, sino que descansa sobre el área que lo rodea, casi como si fuese el cuello de un abrigo. También se forma un hueco lo suficientemente grande como para deslizar dentro casi una mano entera.

Perfecto: el cuello de la camisa toca la piel alrededor del cuello, pero no hace presión contra ella. Puedes deslizar dos dedos cómodamente entre tu cuello y el cuello de la camisa.

 

LAS MANGAS

El largo de las mangas es algo en lo que te debes fijar a la hora de comprar una camisa. Si son demasiado cortas, va a parecer que la camisa te queda pequeña. Si son demasiado largas, tendrás que gastar dinero en un sastre que las corte a tu medida. Si el borde de la manga te queda por arriba del hueso de la muñeca, entonces las mangas te quedan cortas. El largo perfecto es el que cubre la muñeca, pero no llega a cubrir parte de la mano.

LA SISA

El tamaño de la sisa es importante por varias razones. En primer lugar, porque son muy difíciles de ajustar; se puede hacer, pero prácticamente estarías rehaciendo la camisa.

En segundo lugar, una sisa correcta le brinda más libertad de movimiento a tus brazos. El ancho de la sisa también determina el ancho de las mangas. Por lo que, si eres muy delgado, te conviene usar un corte entallado, para que no parezca que las mangas no hagan un efecto bolsa.

EL TORSO

Algo básico: necesitas poder respirar cómodamente camisa sin que los botones de tu camisa parezcan a punto de saltarse. Si los botones se abren, es muy pequeña, pide una talla más.

Si una camisa es demasiado grande en el torso, puedes hacer que un sastre lo reduzca, pero eso ya sería un gasto extra.

EL LARGO

Sabes que la camisa es demasiado corta si se te sale por fuera del pantalón cuando levantas los brazos. Pero saber cuándo una camisa es demasiado larga es más complicado, porque depende de tu altura y de las proporciones de tu cuerpo. Si la vas a usar por fuera del pantalón, debe quedar unos 5 cm por debajo del cinturón. Si la vas a usar por dentro, tiene que ser más larga para que no se salga cuando te muevas.

Comentarios

Deje su comentario

Suscríbete
al Newsletter