Tres errores comunes en el cuidado de la ropa

En: Tips y consejos En: Comentario: 0

Pensaste mil veces antes de comprarte esa camisa que tanto querías hasta que un día rompes la hucha y la compras. Llega la hora de lavarla, pones la lavadora demasiado caliente y ¡horror!, ahora tienes una camisa dos tallas más pequeña.

¿Cuáles son los principales culpables de que tu ropa se arruine? La lavadora, la secadora y la plancha. Los mismos elementos que muchas veces facilitan el mantenimiento de la ropa, son los responsables de destruirla.

Pero no te preocupes, incorporando estas tres prácticas puedes proteger y preservar tu ropa.

 

No laves la ropa en exceso


Selecciona la opción en tu lavadora que ofrezca el menor tiempo en remojo y la menor cantidad de ciclos de centrifugado.

Para telas delicadas, usa un ciclo suave que reduzca el desgaste causado por tu lavadora.

Para evitar el desgaste del tejido, da vuelta la ropa del revés antes de ponerla en la lavadora. Los ciclos de centrifugado pueden ser difíciles para la ropa, pero la parte interior de la ropa suele ser más más fuerte que la exterior.

  • Limpieza de manchas: evita lavar toda la prenda para quitar una mancha. En su lugar, frota suavemente el lugar manchado con detergente y colócalo un rato boca abajo sobre una toalla de pape.
  • Lavado a mano: los tejidos delicados deben lavarse a mano. El lavado a mano ahorra agua y evita que la ropa de demasiadas vueltas dentro de una lavadora.
  • Usa menos detergente: algunos detergentes utilizan productos químicos demasiado agresivos que pueden desteñir, encoger y desgarrar los tejidos delicados. Usa la menor cantidad de detergente posible. Los detergentes en polvo suelen ser más ásperos en la ropa, así que opta por uno líquido.
  • Lee la etiqueta de cuidado: Suena obvio, pero te sorprenderías al saber cuántas personas no lo hacen. En primer lugar, lo que debes asegurarte es que la prenda pueda lavarse en una lavadora.

 

Evita usar la secadora


¿Utilizas una máquina para secar toda tu ropa?

El calor de la secadora probablemente arruine el tejido, el elástico y los cierres de tu ropa.

¿Cuántas veces has encogido tu ropa favorita por meterla en la secadora? El aire caliente para secar la ropa puede hacer que se encoja, de la misma manera que usar agua caliente para lavarla. La secadora puede encoger y desteñir tu ropa. Si no tienes más opción que usar la secadora, hazlo a una temperatura baja.

Cuando saques la ropa de la lavadora, cuélguela lo antes posible para evitar que se arrugues y permitir que se airee evitando malos olores.

Si tienes un patio o un espacio al aire libre, opta siempre por un tendedero y deja que tu ropa se seque de manera natural. Si el espacio es un problema, hoy día hay tenders plegables.

Las únicas prendas que soportan la secadora son la ropa interior, la ropa de gimnasia, la ropa de trabajo en exterior y los pantalones vaqueros.

Ten cuidado con la plancha


Un buen planchado es esencial para el buen mantenimiento de la ropa. Planchar es la clave para combatir el desgaste de los cuellos de las camisas y las chaquetas que pierden su frescura con la edad.

Pero la plancha también tiene un lado oscuro ya que puede:

  • Ensuciar tu ropa (manchas de óxido de una plancha sucia).
  • Quemar tu ropa (si escoges mal la temperatura).
  • Manchar permanentemente tu ropa (el calor fija las manchas en la tela)

Asegúrate de tener la temperatura correcta en la plancha antes de colocarla sobre tu ropa. Los daños causados ​​por el exceso de calor pueden quemar la tela o dejar marcas permanentes muy antiestéticas.

Plancha la ropa cuando aún esté ligeramente húmedas: el agua ayuda a combatir las arrugas.

Ten cuidado al planchar telas delicadas. El calor de la plancha puede ser demasiado fuerte para telas como la seda (o mezclas de seda) y puede dejar marcas indeseables.

Como último recurso, puedes colgar la ropa en una percha en el baño cuando te duchas y aprovechar el vapor para quitar las arrugas.

Nunca planches ropa que esté sucia, las manchas pueden volverse permanentes al presionarlas con una plancha caliente.

Comentarios

Deje su comentario

Suscríbete
al Newsletter