Tips para mantener tu ropa ordenada

En: Tips y consejos En: Comentario: 0

Parece que finalmente el otoño ha llegado para quedarse, y ya es hora de realizar eso que tanta pereza suele dar: el cambio de armario que conlleva el cambio de temporada. Por eso hoy, te queremos dar unos consejos fáciles de aplicar para ordenar tu armario y para que siga ordenado toda la temporada y no parezca el cajón de un mercadillo a las dos semanas.

 

SER REALISTA

A todos nos gustaría tener un vestidor completo que fuese más grande que tu habitación entera, pero tienes lo que tienes y si tu armario es de 2 x 1 metros deberás adaptarte a él. Es muy importante tener claro el espacio real que tienes para guardar nuestra ropa. Un buen método es hacerte un plano mental, o en papel, de la capacidad que tiene cada cajón y cada balda para saber qué cosas puedes guardar para aprovechar mejor el espacio.

 

CADA COSA EN SU LUGAR

Cuando tengas claro el espacio con el que cuentas, lo siguiente es elegir un lugar para guardar cada cosa. Suena obvio, pero muchas veces empiezas a guardar camisetas en un cajón y te falta espacio, entonces metes un par de jerseys, pero no caben todos y tienes que pasar al siguiente. Y en ese cajón te sobra espacio y empiezas a guardar calcetines para rellenar huecos. Siguiendo este método, tu armario volverá a estar desordenado en menos de lo que canta un gallo.

 

HAZ UNA LISTA

Antes de empezar a ordenar haz una lista con toda la ropa que tienes: pantalones, camisas, camisetas, jerseys. Así es más fácil asignarle un lugar a cada tipo de prenda y organizarlo dentro del espacio. Por ejemplo, ten lo que usas a diario más a mano, y una camisa de vestir, si no la usas tan seguido, archívala en el fondo de un cajón. Esta lista también te va a ayudar a saber si te falta algún básico para esta temporada.

 

DESHAZTE DE LO QUE NO USES

El cambio de temporada es una buena época para realizar una limpieza. Sé realista y evalúa cuánta ropa de la que tienes guardada es la que realmente usas. Esa chaqueta que te compraste hace seis años y que solamente has usado tres veces… es hora de pensar en donarla o regalarla. Y esa camiseta que ya está tan descosida que una vez tu madre creyó que era un trapo para pasar el polvo… mejor tírala.

 

ORGANIZAR POR COLORES

Muchas veces tenemos nuestra ropa ordenada, pero aún así nuestra mente no lo percibe como tal. El truco para que tu mente descanse en paz es ordenar la ropa cromáticamente, de los colores más claros a los más oscuros.  Verás cómo enseguida notas el cambio.

Comentarios

Deje su comentario

Suscríbete
al Newsletter