¿Cómo cuidar mejor de tu ropa?

En: Tips y consejos En: Comentario: 0

Cuando piensas en cuidar la ropa, tal vez lo primero que te venga a la cabeza sea tu abuela lavando la ropa a mano y planchando hasta las sábanas. En estos tiempos en los que muchas marcas de moda ofrecen prendas de “temporada” con precios económicos, pero de dudosa calidad y poca durabilidad, es lógico que no pensemos en cuidar la ropa cuando nos resulta más fácil reponer las prendas por otras nuevas.

Sin embargo, producir más y más rápido implica un aumento de uso de productos químicos, de energía y de desechos textiles. Por eso, aprende a cuidar tu ropa para que conserve su calidad y su buen estado y se vea siempre como nueva.

Lavar la ropa

Este suele ser el momento más complicado, ya que es en el que más cosas hay que tener en cuenta. En este post te lo explicamos con más detalle.

Lo primero que debes hacer es identificar el tipo de tela y sus necesidades. No todas las telas reaccionan igual frente a las manchas ni necesitan el mismo tipo de cuidado.

Luego debes entender qué significan las etiquetas, siempre nos dan la información que necesitamos sobre cómo lavar o planchar cada prenda.

Otro consejo a tener en cuenta es el de lavar las prendas sólo cuando sea necesario. Los jeans, por ejemplo, repelen las bacterias, y resisten por lo menos 10 usos antes del lavado. Para evitar los malos olores, lo mejor es colgarlos a la intemperie para que se aireen.

También tenemos que tener en cuenta que no todas las manchas son iguales, no es lo mismo una mancha de aceite, que una de tinta. La primera, se quita con talco o sal, mientras que la de tinta, con vinagre blanco o leche.

 

Tender la ropa

Para secar la ropa, elige siempre secarla al sol y no en una secadora. Es un método menos agresivo y la única energía que gastan es la solar.

Tiéndela lo más rápido posible, así evitarás que se arrugue y se condense la humedad. Evita colgarla empapada, porque esto puede hacer que se estire o deforme por el peso del agua. Sacúdela antes de colgarla, para eliminar arrugas que pueden evitarte el planchado. Intenta utilizar ganchos que no marquen la ropa, y siempre ponlos en las costuras, bajos o en las axilas. Si lavas camisas, lo mejor es colgarlas en perchas para que se sequen sin marcas y sin deformarse.

Guardar la ropa

Ya escribimos anteriormente un post sobre el método de Marie Kondo para ordenar la ropa. ¿Por qué es tan importante? Porque no sólo es un método de orden externo, sino que también te ayuda a organizarte y a mantenerte en equilibrio. Recuerda que la ropa que usamos habla sobre nosotros y también sobre lo que elegimos. La clave de este método está en aprender a doblar la ropa para que ocupe el mínimo espacio y guardarla con la mayor accesibilidad posible.

Comentarios

Deje su comentario

Suscríbete
al Newsletter