Cómo delinear tu barba en cinco pasos

En: Cuidado personal En: Comentario: 0

La barba es sin duda nuestro mejor accesorio natural. Nos aporta un toque de masculinidad, seguridad y rudeza que hay que saber cuidar porque no a todos nos queda bien el mismo tipo de barba.

Aunque siempre lo mejor es acudir a un barbero experto para el cuidado y delineado de la barba, a veces no tenemos tiempo suficiente para ir, por lo que debemos saber cómo hacerlo en casa. Por eso, hoy te mostramos cinco pasos para recortar y delinear tu barba como un profesional.

Preparación

Una buena preparación siempre es importante antes de comenzar algo. Por eso el primer paso es reunir lo necesario para delinear tu barba: agua tibia, un cepillo, una máquina de afeitar y un espejo.

Primero tienes que humedecer tu barba con agua tibia para que el vello se suavice y se abran los poros de la piel. Después cepilla varias veces tu barba para deshacer los nudos que pueda haber y eliminar los restos de agua.

 

Línea de la barba

Este es uno de los pasos más difíciles, porque no todos tenemos la línea de la barba igual, ya que varía de acuerdo con la forma del rostro. La mejor manera de delinearla es tomar como referencia tu nuez de Adán. La línea de tu barba debería estar dos dedos por encima del centro de ella.

 

Marcar la línea

Recortar la línea de tu barba de memoria no es una tarea fácil, pero tenemos una buena noticia. Existen marcadores solubles en agua con los que puedes dibujar la forma que quieres darle a tu barba. También existen peines que ya vienen con una plantilla de plástico incorporada para que la forma quede perfecta.

 

Las esquinas

Una vez que tienes claro dónde está la línea frontal de la barba, tienes que imaginarte dos rayas que bajan en paralelo desde dentro de tu oreja. Ese será el límite lateral de la barba y delimitará las esquinas.

 

El afeitado

Los expertos recomiendan rasurar primero de arriba hacia abajo en el centro, luego hacia un lado y al terminarlo, nuevamente desde el centro, empezar con el otro. Para empezar, tienes que afeitar todo lo que quede fuera de la línea de tu barba y luego, evaluar si redondear las esquinas.

Lo que sigue es emprolijar la línea de la barba y recortar el largo. Esta es la parte más difícil, pero con el tiempo y la práctica te irás adaptando y te será más sencillo recortarla.

Comentarios

Deje su comentario

Suscríbete
al Newsletter