La Historia de la Catrina

En: Root En: Comentario: 0

Si escuchas la palabra Catrina, enseguida te viene a la mente la imagen de la calavera mejicana con la que celebran el Día de los Muertos. Pero ¿cuáles son los orígenes de la Catrina?

Los orígenes de la Catrina

La leyenda de la Catrina empieza en la segunda mitad del Siglo XIX. México había logrado su total independencia, pero aun existían ciertos sectores de la sociedad que abogaban por mantenerse anexados a España y Francia. En otras palabras, no querían desvincularse de Europa.

Entonces muchos periódicos de la época no escatimaron en criticar a estos mejicanos que querían vivir como europeos, a los que apodaron “garbanceros”. El término proviene a que muchos de ellos eran de clase baja y vendedores de garbanzos, pero querían ser europeos.

La Calavera Garbancera

La prensa gráfica comenzó a ilustrar a los garbanceros, como personas muy bien vestidas, pero con un aspecto cadavérico, en un simbolismo de entregar su patriotismo a la muerte y también como una burla de los que morirán esperando la reconquista. El primer dibujo que se hizo famoso fue del caricaturista José Guadalupe Posada, el padre de las Calaveras Garbanceras, y fue el de una calavera con sombrero de plumas.

Diego Rivera y la Catrina

Las Calaveras Garbanceras quedaron en el olvido durante algunos años hasta que el famoso pintor Diego Rivera la incluyó en un mural que retrata los orígenes de México. Fue Rivera el que la bautizó con el nombre que hoy conocemos: La Catrina.

Actualmente, en la cultura popular mexicana, La Catrina es la representación de la muerte. Por eso, con su figura se venera a los que ya no están. Pero en México, la muerte tiene un enfoque diferente, se rinde tributo a los fallecidos con una festividad alegre, donde la música, la diversión y la comida no pueden faltar.

Comentarios

Deje su comentario

Suscríbete
al Newsletter